Diario de a bordo: día 7

Ya ha pasado una semana desde que nuestras cinco protagonistas partieran desde el Puerto de Valencia y comenzaran el Reto Trasatlántica. En estos días han sufrido las duras noches en alta mar y han hecho paradas en Málaga y la Línea de la Concepción, donde dejaron atrás las calientes aguas del mediterráneo para adentrarse en el Atlántico rumbo a Tenerife.

El pasado domingo 13 de noviembre y tras más de mil millas por fin el velero Cannonball atracaba en la Marina de San Miguel en Tenerife. Esa vista de la isla con el precioso Teide al fondo parecía dar la bienvenida a toda la tripulación y aplaudir aún más su hazaña. 



Durante estos últimos días se han enfrentado al frío, las olas y los fuertes vientos que parecía querer poner más difícil este reto pero la tripulación no pensaba darse por vencida y ya en su llegada a Tenerife se respiraba un ánimo espectacular, propio sólo de valientes.

El Teide ha sido testigo de la entrega, por parte de la Fundación Astrazeneca, de un regalo muy especial a cada una de las chicas, una estrella con su nombre para recordarles la importancia de seguir con la misma vitalidad, valentía y espíritu de superación que han demostrado en su lucha contra el cáncer y también en su decisión de embarcarse en el Cannonball.

La entrega ha tenido lugar en la cima del Teide, donde las cinco participantes se han reunido con la Fundación para homenajear a todas las personas que actualmente luchan contra esta enfermedad. Además, han tenido la oportunidad de disfrutar de un maravilloso atardecer sobre la isla de Tenerife desde un punto emblemático, el Mirador de las Narices del Teide. Así, han podido ver su propia estrella y disfrutar de todas las constelaciones. 



La Directora General de la Fundación AstraZeneca, Cecilia Taieb, ha explicado: “desde la Fundación AstraZeneca hemos querido entregarles esta estrella como símbolo y reconocimiento a su espíritu de superación para que éste continúe presente en los momentos en que tengan ganas de abandonar. Además, será un nuevo impulso para que sigan transmitiendo sus ganas de comerse el mundo a tantas personas que han emprendido la lucha contra esta enfermedad”. Sin duda, será un gran aliciente en las frías noches sobre el Cannonball.

Después de esta parada de homenajes y emoción nuestras protagonistas retomarán su camino para adentrarse así el próximo miércoles en el Atlántico y llegar a la isla caribeña de Martinica entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre.    



Para apoyar más a estas cinco valientes la Fundación AstraZeneca ha lanzado el Reto Trasatlántica a través de la APP WeFiiter con el objetivo de acompañarlas en esta aventura. El objetivo no es el deporte sino conseguir alcanzar los 34.820 kilómetros que abarca este reto ya sea bailando, saltando o corriendo. Recuerda que cada paso cuenta para demostrar la superación y valentía personal.

Además, puedes seguir la ruta del Cannonball a través de la web del reto puesta en marcha por la Fundación y sentirte más partícipe aún de esta travesía.

Muéstrales tu apoyo y rétate a ti mismo.

tags

  • Diario de Viaje