¿Por qué es importante estar activos?

¡Mantenerse activo es fundamental! Cualquier esfuerzo, por pequeño que sea, te aportará grandes beneficios para tu salud. Déjanos ayudarte a recuperar tu ritmo.




¡Mantenerse activo es fundamental!

Aquí encontrarás unos sencillos consejos y ejercicios que te ayudarán, poco a poco, a recuperar tu ritmo. No obstante, recuerda que la información que te proporcionamos no sustituye la opinión del equipo sanitario que habi¬tualmente te atiende (médico, enfermera o fisioterapeuta), sino que la complementa.

Antes de comenzar, consulta con tu equipo médico para que pueda valorar la posibilidad de realizar un programa de ejercicios adaptado a tus necesidades, y para que te ofrezca la ayuda necesaria1.


¿Por qué tengo que estar más activo?


Practicar ejercicio físico es clave para el manejo de tu enfermedad. Las personas con EPOC que realizan alguna actividad física viven mejor y más tiempo que los que no realizan ninguna actividad física1,2.

Los pacientes con EPOC suelen tener tos, expectoración y mayor sensación de ahogo y/o fatiga (disnea) al realizar actividades durante el día, incluso pueden sentir dificultad para respirar cuando realizan actividades que implican pequeños esfuerzos3,5.

Si tienes EPOC, recuerda que cualquier esfuerzo por pequeño que sea puede aportar grandes beneficios a tu respiración, calidad de vida, condición física, fuerza y resistencia, tu capacidad para combatir las infecciones, y tu confianza y bienestar6,7.


Beneficios de la actividad física

No caigas en un círculo vicioso

Muchos pacientes reducen su nivel diario de actividad física para evitar la disnea: dejan de salir a caminar y pasan más tiempo sentados o echados3. Esto produce que los músculos se debiliten, lo que aumenta la necesidad de ventilación durante el ejercicio, estableciéndose un círculo vicioso 7,8.

La inactividad física puede afectar a tu salud a largo plazo, ya que, con el tiempo, las personas con EPOC son cada vez menos capaces de estar físicamente activos, empeorando la enfermedad4,5.

¿Sabías que la inactividad física produce un rápido descenso en la función pulmonar9?

Imagina todo lo que puedes hacer

No pienses en lo que pudiste hacer en el pasado y retoma el control de tu vida. Mantenerte activo te ayudará a incrementar tu salud y fortalecer los músculos para que te sientas con menos fatiga durante las tareas cotidianas7. El ejercicio físico es el tratamiento no farmacológico más recomendado para los pacientes de EPOC3.

La EPOC no debe limitarte para realizar ejercicio físico y estar activo: practicar cualquier tipo de actividad física ayudará a mejorar tu estado de salud3.

¿Sabías que la actividad física es el factor predictivo más importante de todas las causas de mortalidad en EPOC2?

Una reducción de la actividad física diaria se asocia con un mayor riesgo de hospitalización y mortalidad para los pacientes con EPOC11



Grandes beneficios con pequeños avances

Mantener una vida activa y hacer ejercicio es muy beneficioso porque3:

  • Mejora el uso del oxígeno que necesitas y utiliza tu cuerpo
  • Mejora tu musculatura y articulaciones
  • Mejora tu corazón, sistema cardiovascular y presión arterial
  • Mejora los síntomas de la EPOC, especialmente la disnea
  • Ayuda a que la EPOC progrese más lentamente
  • Reduce el riesgo de tener ingresos hospitalarios
  • Ayuda a sentirse mejor, ya que reduce el estrés, la ansiedad y la depresión.
  • Ayuda a tener una mejor calidad de vida.

Recuerda que mantenerte activo, siempre siguiendo las recomendaciones de tu médico, puede incidir, positivamente, en tu calidad de vida y en la mejora progresiva de tu respiración pulmonar.





¿Sabías que la actividad física es el factor predictivo más importante de todas las causas de mortalidad en EPOC2? Una reducción de la actividad física diaria se asocia con un mayor riesgo de hospitalización y mortalidad para los pacientes con EPOC11





Que la disnea no te obligue a cambiar tus rutinas

La disnea es una sensación subjetiva de falta de aire, dificultad para respirar o percepción desagradable de la respiración, sin causa aparente. Esta sensación de ahogo aparece en las fases más avanzadas de la enfermedad y se desarrolla de forma progresiva hasta limitar las actividades de la vida diaria11

Para mejorar la sensación de disnea, muchos pacientes con EPOC se ven obligados a disminuir sus actividades de ocio y relaciones sociales en favor de un estilo de vida sedentario. A raíz de la reducción drástica de contactos sociales y actividades gratificantes, el paciente pierde contacto con el medio exterior y se recluye en su hogar. 

En la historia natural de la EPOC, la disnea es el síntoma que hace que el paciente considere que lo que anteriormente era “lo natural del fumador” está tomando cuerpo en una molesta situación, que significa que la enfermedad está evolucionando. 

La relación causal de la EPOC con el consumo de tabaco es indudable y directa. El tabaquismo activo es, con gran diferencia, el factor de riesgo más importante12. Sin embrago hay que tener en cuenta que casi el 70 % de las personas con EPOC leve aún son fumadores, y que muchos de ellos ni siquiera se plantean el abandono del consumo del tabaco13.

Cuanto mayor sea el número de cigarrillos consumidos, mayor será el riesgo de desarrollar EPOC y peor será su pronóstico, sin olvidar que la exposición pasiva al humo del tabaco también aumenta el riesgo de padecerla14.

Todos los expertos están de acuerdo en afirmar que la causa principal de la EPOC es el tabaco. Si no se fumara, esta enfermedad sería una rareza. De hecho, se calcula que el tabaquismo es responsable del 90% de los casos de EPOC, y, lo que es peor, las crecientes tasas de tabaquismo incrementarán drásticamente el número de afectados así como la mortalidad asociada a la enfermedad en todo el mundo. No obstante no todos los que fuman acabarán desarrollando esta enfermedad. Se estima que sólo el 20-25% de las personas que fuman desarrollarán EPOC14.

 

¡No dejes que la disnea te obligue a cambiar tus rutinas y dejar de hacer lo que te gustaría!

 

No es peligroso sentirse sin aliento al realizar alguna actividad física.De hecho, es perfectamente normal y es una señal de que tu actividad se está haciendo bien y con una intensidad más moderada1,13.

El estímulo positivo de un equipo médico de apoyo es una de las razones principales para continuar estando activo14.

 



¿Sabías que los programas de rehabilitación pulmonar suelen incluir ejercicios de rehabilitación, apoyo psicológico, consejos sobre nutrición y actividades de formación y han demostrado mejorar la calidad de vida, la tolerancia al ejercicio y la falta de aliento y la fatiga12?




¿Cómo puedo controlar mis síntomas durante el ejercicio o actividad física?

Si te sientes sin aliento13:

  • Ponte de pie e inclínate hacia adelante, apoya los codos sobre algo (como el respaldo
    de una silla o una pared).
  • Siéntate hacia delante con los codos apoyados en las rodillas y  las muñecas y manos en posición relajadas. Puedes descansar la cabeza y los brazos sobre la mesa cuando sientas que realmente te falta el aire.

Haz la prueba de la conversación13

Una prueba sencilla para comprobar si estás haciendo el ejercicio correctamente es la prueba de la conversación. Consiste en tratar de decir en voz alta, sin pausas, una frase como por ejemplo: "este programa de actividades me va a aportar muchos beneficios". Si no puedes decir la frase entera sin parar, debes bajar el ritmo.




¡No te rindas! ¡Te vamos a ayudar a recuperar el ritmo! Las personas con EPOC son capaces de hacer cosas que pensaban que nunca podrían hacer de nuevo.




Referencias

1. European Lung Foundation. Living an active life with COPD. Disponible en: http://www.europeanlung.org/assets/files/en/publications/active-life-with-copd-en.pdf. Acceso: 10/16.

2. Waschki B, Kirsten A, Holz O, Müller KC, Meyer T, Watz H, Magnussen H. Physical activity is the strongest predictor of all-cause mortality in patients with COPD: a prospective cohort study. Chest. 2011 Aug;140(2):331-42. 

3. Fernández Fabrellas E. Convivir con la EPOC. Respira, Fundación Española del Pulmón. SEPAR. 2016. Disponible en: https://dl.dropboxusercontent.com/u/60017244/Controlandos-Pacientes/Convivir%20con%20la%20epoc.pdf. Acceso: 10/16.

4. Shrikrishna D, Patel M, Tanner RJ, Seymour JM, Connolly BA, Puthucheary ZA, et al. Quadriceps wasting and physical inactivity in patients with COPD. Eur Respir J. 2012 Nov;40(5):1115-22. 

5. Jones PW, Watz H, Wouters EF, Cazzola M. COPD: the patient perspective. Int J Chron Obstruct Pulmon Dis. 2016 Feb 19;11 Spec Iss:13-20. 

6. Quebec Asthma and COPD Network REHAB for Health. Disponible en: http://www.readaptsante.com/eng/exercice-program/the-importance-of-exercise.asp. Acceso: 10/16.   

7. British Lung Foundation. Living with a Lung Condition. Disponible en: https://www.blf.org.uk/support-for-you/exercise/why-is-it-important. Acceso: 10/16.

8. Troosters T, van der Molen T, Polkey M, Rabinovich RA, Vogiatzis I, Weisman I, Kulich K. Improving physical activity in COPD: towards a new paradigm. Respir Res. 2013 Oct 30;14:115. 

9. Troosters T, Sciurba F, Battaglia S, Langer D, Valluri SR, Martino L, et al. Physical inactivity in patients with COPD, a controlled multi-center pilot-study. Respir Med. 2010 Jul;104(7):1005-11. 

10. Garcia-Rio F, Rojo B, Casitas R, Lores V, Madero R, Romero D, et al. Prognostic value of the objective measurement of daily physical activity in patients with COPD.  Chest. 2012 Aug;142(2):338-46.

11. Guía de práctica clínica de diagnóstico y tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. SEPAR-ALAT, 2009. www.separ.es

12. Alvarez-Sala J, Cimas E, Masa J, et al.  Recommendations for the care of the patient with chronic obstructive pulmonary disease. Arch Bronconeumol. 2001 Jul-Aug;37(7):269-78.

13. Estrategia en EPOC del Sistema Nacional de Salud.  Aprobada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud el 3 de junio de 2009. Ministerio de Sanidad y Política Social. 

14. Baeza A. Guía sobre la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. EPOC. Guía para medios de comunicación. SEPAR-ANIS. 2009.

15. British Lung Foundation. What if I get breathless while exercising? Disponible en: https://www.blf.org.uk/support-for-you/exercise/getting-breathless. Acceso: 10/16. 

16. Arnold E, Bruton A, Ellis-Hill C. Adherence to pulmonary rehabilitation: A qualitative study. Respir Med. 2006 Oct;100(10):1716-23.