AstraZeneca firma cuatro acuerdos de colaboración para el uso de CRISPR, tecnología pionera de edición del genoma

Martes, 10 febrero 2015

AstraZeneca ha anunciado la firma de cuatro acuerdos de colaboración en investigación para hacer uso de la tecnología CRISPR y así seguir posicionándose como líder en ciencia. Se trata de una técnica pionera de edición del genoma que la compañía farmacéutica utilizará en sus plataformas de descubrimiento de fármacos de sus principales áreas terapéuticas. Para explicar su funcionamiento, AstraZeneca presenta una simulación de la tecnología en un vídeo que demuestra visualmente para qué sirve esta técnica científica avanzada.

La tecnología CRISPR (clustered regularly interspaced short palindromic repeats, repeticiones palindrómicas cortas regularmente dispuestas formando una matriz) es una herramienta de edición del genoma que permite a los científicos hacer cambios en genes concretos de una forma mucho más rápida y mucho más precisa que antes. De esta manera, la firma de estos acuerdos permitirá a AstraZeneca identificar y validar nuevas dianas farmacológicas en modelos preclínicos que se asemejen mucho a las enfermedades humanas.

La compañía farmacéutica compartirá las líneas celulares y los compuestos con sus socios y colaborará con ellos para publicar en revistas indexadas los hallazgos obtenidos con sus aplicaciones de la tecnología CRISPR, contribuyendo al progreso científico en este campo. Las colaboraciones complementan el programa CRISPR interno de AstraZeneca y contribuirán al desarrollo de la estrategia de “innovación abierta” para la investigación y el desarrollo de la compañía. Con la difusión del vídeo de la simulación de la tecnología, AstraZeneca demuestra que la compañía tiene el foco puesto en la innovación científica más avanzada.

La tecnología tiene dos componentes: un dispositivo de seguimiento de una sección concreta del ADN (el ARN-guía) y “tijeras” enzimáticas que cortan el ADN (la Cas9 nucleasa). En el núcleo de la célula, la secuencia ARN-guía ordena a la Cas9 nucleasa que cause roturas en la doble hélice de la secuencia diana del ADN. Al hacer uso del sistema de reparación del ADN de la propia célula, el gen diana se puede modificar eliminándolo, añadiéndole nucleótidos o activándolo o desactivándolo. CRISPR es más fácil de utilizar en el laboratorio que las técnicas anteriores de edición del genoma, como la de técnica de zinc-finger nucleasas y la TALENS.

El Dr. Mene Pangalos, vicepresidente ejecutivo de la división de medicamentos innovadores y desarrollo inicial de fármacos de AstraZeneca, ha declarado: “CRISPR es una herramienta sencilla pero potente con la que podemos manipular genes que pueden ser importantes para las vías de señalización alteradas causantes de enfermedades y examinar las consecuencias de estas modificaciones de una forma muy precisa. Al combinar el excelente nivel científico de nuestros laboratorios con las técnicas y la experiencia de estos socios académicos y de la industria de renombre mundial, podremos integrar esta tecnología de vanguardia en nuestra investigación y de este modo acelerar el descubrimiento de tratamientos novedosos para los pacientes.”

Las cuatro instituciones con las que AstraZeneca ha firmado los acuerdos de colaboración en investigación son las siguientes:

El Instituto Wellcome Trust Sanger, Cambridge, Reino Unido
Según los términos del acuerdo de colaboración con el Instituto Wellcome Trust Sanger, la investigación se centrará en eliminar genes concretos relacionados con el cáncer, con enfermedades cardiovasculares, metabólicas, respiratorias, autoinmunes e inflamatorias y con la medicina regenerativa para saber de forma precisa la función que desempeñan estos genes en estos trastornos. AstraZeneca proporcionará líneas celulares en las que pueda usarse todos los ARN-guías propiedad de CRISPR para todo el genoma del Instituto Sanger con el fin de generar poblaciones de células en las que se desactivarán genes concretos. Posteriormente se identificarán los genes con técnicas de secuenciación de nueva generación y se analizarán las poblaciones celulares para validar los efectos de cada gen concreto sobre una amplia gama de características físicas y biológicas.

“El archivo de ARN-guías del Instituto Sanger permite a los investigadores actuar sobre genes de forma increíblemente específica. CRISPR ha transformado la manera en que estudiamos el comportamiento de las células, y ahora la aplicación de esta tecnología potente a la búsqueda de fármacos eficaces tiene el potencial de beneficiar a los pacientes”, ha señalado el Dr. Kosuke Yusa, miembro del consejo del Instituto Sanger.

Innovative Genomics Initiative, California, Estados Unidos
Innovative Genomics Initiative (IGI, Iniciativa Innovadora en Genómica) es una iniciativa conjunta de la Universidad de California en Berkeley y la Universidad de California en San Francisco. La colaboración en investigación se centrará en inhibir (CRISPRi) o activar (CRISPRa) genes para saber la función que desempeñan en la patología de enfermedades. IGI y AstraZeneca trabajarán estrechamente para identificar y validar genes diana relacionados con el cáncer, con enfermedades cardiovasculares, metabólicas, respiratorias, autoinmunes e inflamatorias y con la medicina regenerativa con el fin de saber de forma precisa la función que desempeñan estos genes en estos trastornos.

“Estamos entusiasmados por combinar la gran experiencia de IGI en la técnica de edición y regulación genética CRISPR con la amplia experiencia de AstraZeneca en el campo terapéutico. Estoy convencido de que trabajando codo con codo con los científicos de AstraZeneca nuestra colaboración tendrá efectos positivos para el descubrimiento y el desarrollo de fármacos y hará que los pacientes puedan acceder antes a nuevos tratamientos”, ha señalado Jacob Corn, director científico de Innovative Genomics Initiative.

Thermo Fisher Scientific, Waltham, Massachusetts, Estados Unidos
Según los términos del acuerdo de colaboración con Thermo Fisher Scientific, un líder mundial del sector de reactivos e instrumental médico, AstraZeneca recibirá archivos de ARN-guías dirigidas específicamente a genes humanos y familias de genes conocidos concretos. AstraZeneca podrá probar estas guías en líneas celulares para identificar nuevas dianas patológicas.

“Mediante esta colaboración en investigación con AstraZeneca, Thermo Fisher ayudará a acelerar el acceso a aplicaciones de edición del genoma de vanguardia con el fin de descubrir fármacos de nueva generación. Contar con modelos patológicos más específicos mejorará la identificación de dianas terapéuticas y su uso en la medicina”, ha declarado el Dr. Jon Chesnut, director de I+D en biología sintética de Thermo Fisher Scientific.

Instituto Broad/Instituto Whitehead, Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos
La colaboración con el Instituto Broad y con el Instituto Whitehead consistirá en evaluar una biblioteca CRISPR para todo el genoma en una serie de líneas celulares cancerosas con el fin de identificar nuevas dianas terapéuticas para el descubrimiento de fármacos anticancerosos.

Además de estas nuevas colaboraciones, la tecnología CRISPR se está integrando actualmente en el programa interno de AstraZeneca para racionalizar, reestructurar y acelerar la producción de líneas celulares y modelos traslacionales que simulen escenarios genómicos complejos relacionados con enfermedades.

“La aplicación de la tecnología CRISPR a la edición precisa del genoma en líneas celulares recombinantes y en modelos relacionados con enfermedades nos debería permitir identificar nuevas dianas terapéuticas, crear mejores sistemas de análisis para el descubrimiento de fármacos y potenciar la aplicación en la práctica de nuestros modelos de eficacia y seguridad”, ha dicho el Dr. Lorenz Mayr, vicepresidente de la división de desarrollo de reactivos y ensayos de AstraZeneca.