Arranca la campaña “Una nueva normalidad, el mismo cáncer” para recordar que el cáncer sigue presente a pesar de la pandemia

Un estudio reciente apunta a que durante la primera ola de la pandemia se redujeron las pruebas diagnósticas y las primeras consultas presenciales1

La campaña ha sido coorganizada por ACanPan, AEACaP, AEAL, AMOH, ASACO, FECMA, GEPAC y AstraZeneca, con el apoyo institucional de la SEOM y el aval social de la SEHH

 

La pandemia global provocada por el virus Sars-CoV-2 ha alterado indiscutiblemente la atención oncológica. El contexto de la primera ola, con los elevados casos de contagio, pudo provocar miedo en algunas personas a asistir al médico. De hecho, el estudio Impacto sanitario del coronavirus en la atención hospitalaria a pacientes oncohematológicos, apunta a que, entre marzo y junio de 2020, el número de primeras consultas decreció en cerca de un 21%, frente a los mismos meses de 20191. Este impacto también se observó en un estudio realizado por el Hospital Doce de Octubre de Madrid durante el primer pico de la pandemia, con un descenso del 37% de nuevas derivaciones de pacientes oncológicos2.

Por eso, y con la proximidad del Día Mundial contra el Cáncer, que se celebra el próximo 4 de febrero, las principales asociaciones de pacientes de cáncer y las principales sociedades científicas de oncología y AstraZeneca se han unido a para lanzar la campaña “Una nueva normalidad, el mismo cáncer”. Su objetivo es animar a las personas diagnosticadas con cáncer a que sigan como hasta ahora las indicaciones de su médico y realizarse las pruebas de seguimiento, así como concienciar de la importancia del diagnóstico, ya que, a pesar de la pandemia, el cáncer sigue presente.

La iniciativa está coorganizada por la Asociación Cáncer de Páncreas (ACanPan), la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (AEACaP), la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL), la Asociación Mama Ovario Hereditario (AMOH), la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (ASACO), la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC) y AstraZeneca y cuenta con el apoyo institucional de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y con el aval social de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

A pesar de los retos que se presentaron durante los primeros meses de la pandemia para la atención oncológica, en España los tratamientos apenas se han visto reducidos gracias a servicios como la dispensación domiciliaria de medicamentos, incluso de aquellos correspondientes al área de Farmacia Hospitalaria. La relación de los pacientes con su especialista se ha mantenido intacta, aunque ha faltado fluidez en la comunicación3.

Por ello, la campaña también tiene como objetivo reconocer el trabajo de todos los profesionales sanitarios para continuar con la atención a los pacientes con normalidad, así como el esfuerzo de los hospitales y centros de salud españoles para adaptarse a las nuevas circunstancias y garantizar la seguridad de los pacientes con iniciativas de telemedicina, telefarmacia o el establecimiento de circuitos limpios.

Sin embargo, una de las consecuencias más graves durante la primera ola de la pandemia, es que el número de diagnósticos de cáncer ha disminuido, y se estima que 1 de cada 5 pacientes con cáncer no ha sido diagnosticado o ha sido diagnosticado tarde1. Este retraso en el diagnóstico del cáncer puede significar la detección de los tumores en un estadio más avanzado, lo que implica una reducción de la calidad de vida y de la posibilidad la supervivencia de los pacientes.

Con llamadas a la acción como el lema “Sigue las recomendaciones de tu médico”, la campaña invita a los pacientes a continuar con sus pruebas rutinarias y a consultar al profesional en caso de signos de alarma para mejorar el pronóstico, la calidad y la esperanza de vida.

El presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Dr. Álvaro Rodríguez-Lescure, ha querido dejar claro que “la atención a los pacientes con cáncer se intenta mantener a pesar de la mala evolución de la pandemia y para SEOM es una prioridad ofrecer todo el apoyo necesario a los Servicios de Oncología Médica para que siga siendo así. Actualmente, se valoran de forma más detenida aún los potenciales riesgos y beneficios de cada intervención, se intenta minimizar los desplazamientos al hospital, y se está priorizando la atención telefónica en situaciones en las que no suponga un deterioro en la calidad de la asistencia a los pacientes. Para ello, SEOM ha elaborado un posicionamiento sobre telemedicina con recomendaciones para que la atención a los pacientes oncológicos no se vea mermada, así como un posicionamiento sobre la vacunación frente al COVID-19 a los pacientes con cáncer”.

Según Ramón García Sanz, presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), los hematólogos españoles “contamos con, al menos, siete estudios que detallan los efectos de la pandemia en nuestros pacientes, y tres de ellos ya han sido publicados en revistas internacionales. Estos estudios y/o registros tienen más pacientes que ningún otro trabajo que se haya hecho fuera de nuestro país y muestran una mortalidad de uno de cada tres pacientes hematológicos con COVID-19, la mayoría de ellos con cáncer de la sangre. Es por ello que desde la SEHH se ha puesto en marcha una estrategia para evitar contagios de COVID-19 en estos pacientes, con rutas asistenciales y protocolos específicos en todos los hospitales de nuestro país. Ahora más que nunca, los pacientes oncohematológicos no tienen que dejar de acudir a sus revisiones médicas con el hematólogo”.

Cristina Sandín, presidenta de la Asociación Cáncer de Páncreas (ACanPan), hace hincapié “en la importancia de conocer los riesgos y síntomas del cáncer de páncreas, que a menudo son vagos y se atribuyen incorrectamente a otras afecciones menos graves y más comunes. Actualmente no existe una prueba diagnóstica para el cáncer de páncreas, por eso es tan importante conocer los signos y síntomas de la enfermedad que pueden ayudar a la detección de la enfermedad en sus fases iniciales, ya que los pacientes que son diagnosticados cuando la cirugía es una opción, tienen más probabilidades de vivir cinco años o más. Los síntomas más comunes incluyen: dolor en la parte media de la espalda, pérdida de peso inexplicable, ictericia, dolor abdominal persistente, diabetes de nueva aparición, cambios en el hábito intestinal, Nauseas o pérdida de apetito. Si tiene dos o más de estos síntomas que no responden al tratamiento habitual deberías prestar atención”.

Para Bernard Gaspar, presidente de la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (AEACaP), “es fundamental que, por un lado, todas aquellas personas que detecten síntomas compatibles con un cáncer, acudan lo antes posible a su centro sanitario, y por otro lado, aquellas que se encuentran en tratamiento o revisión no dejen de acudir a sus citas porque los hospitales y centros de salud son lugares seguros para ellos”.

Marisa Cots, presidenta de la Asociación Mama Ovario Hereditario (AMOH): “Como representante de pacientes afectadas, realzamos la figura de los profesionales sanitarios y todas las personas que componen la cadena de valor. No solo han sabido gestionar en todo momento la situación en función de sus recursos para que las pacientes pudieran seguir con sus tratamientos y seguimientos de diagnóstico durante la pandemia, sino que han sido parte activa y clave en la transformación en tiempo récord de nuevos métodos de gestión y canales de comunicación como base de una nueva realidad. Estamos viviendo el inicio de una nueva forma de relación médico-paciente”.

Charro Hierro, presidenta de la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (ASACO): “En estos tiempos de pandemia, animamos a todas las pacientes a seguir puntualmente sus revisiones, así como a continuar con los tratamientos que tengan prescritos. Durante esta época difícil que nos ha tocado vivir, no podemos dejar de estar en contacto con nuestros médicos y consultarles cualquier duda que podamos tener.

También animamos a todas las mujeres a seguir realizándose sus revisiones ginecológicas habituales; es la única forma de poder detectar cuanto antes cualquier problema que pudiera existir. Es responsabilidad de todos conseguir que, cuando acabe esta situación, podamos retomar la normalidad habiendo evitado mayores perjuicios”.

Antonia Gimón Revuelta. Presidenta. Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA): “La Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) y sus 47 Asociaciones somos conscientes de que la pandemia provocada por el Covid 19, ha tenido un impacto significativo en los Programas de Detección Precoz de cáncer de mama.

Reiteramos a todas las mujeres a que acudan a los programas de detección precoz de cáncer de mama cuando sean convocadas, porque la implementación de esos programas se ha demostrado segura y eficaz.

Insistimos en la necesidad de recuperar la plena normalidad en la atención primaria y en la asistencia hospitalaria, para recuperar los retrasos que se han originado en las pruebas diagnósticas, en las consultas presenciales, en la cirugía no urgente y en determinados tratamientos. Durante la pandemia seguimos ahí, porque el cáncer no ha desaparecido.

Seguimos defendiendo un Pacto de Estado a favor de la sostenibilidad, la cohesión, la suficiencia y la calidad del Sistema Nacional de Salud; una sanidad pública, universal y de calidad; evitar discriminaciones en las prestaciones y servicios por el hecho accidental de la residencia; potenciar el protagonismo del Ministerio de Sanidad; valorar la investigación y la innovación; mejorar la coordinación de la sanidad y los servicios sociales; reforzar al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y reconocer la capacidad de interlocución en temas de sanidad al movimiento asociativo de pacientes”.

Begoña Barragán García, presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC) y de la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL): “Nos enfrentamos a una problemática que estamos a tiempo de solucionar siempre y cuando se tomen ya las medidas necesarias para ello si no queremos enfrentarnos en un futuro no muy lejano a innumerables diagnósticos tardíos en enfermedades graves como el cáncer”.

Guillem Bruch, Head of Oncology de AstraZeneca España: “Queremos agradecer el compromiso y la dedicación de nuestros profesionales sanitarios y nuestros hospitales para adaptarse a la situación y seguir acompañando a los pacientes de cáncer. Nos gustaría que ese trabajo no fuera en balde y, aunque entendemos que en los pacientes pueden despertarse sentimientos como la incertidumbre, queremos animarles a que sigan las indicaciones de su médico como hasta ahora. Estamos muy contentos de poder lanzar esta campaña de la mano de diversas asociaciones de pacientes con cáncer y con el apoyo de las sociedades científicas”.

____________________________________________________________

1. IMPACTO SANITARIO DEL CORONAVIRUS EN LA ATENCIÓN HOSPITALARIA A PACIENTES ONCOHEMATOLÓGICOS, elaborado por SEEO, SEHH, SEOM, SEOR y AECC. 2020 https://seom.org/images/Resumen_COVID_pacientes.pdf Consultado en enero de 2021

2. “Impact of the COVID-19 outbreak on cancer patient flow and management: experience from a large university hospital in Spain” realizado en el Hospital Doce de Octubre, Madrid Manso L, et al; ESMO Open. 2020 Jun;4(Suppl 2):e000828. doi: 10.1136/esmoopen-2020-000828. PMID: 32571808; PMCID: PMC7316135. Consultado en enero de 2021

3. “ESTUDIO:PROBLEMAS Y NECESIDADES DE LOS PACIENTES CON CÁNCER FRENTE A LA COVID-19” elaborado por GEPAC [http://www.gepac.es/web2016/wp-content/uploads/2020/11/INFORME_DE_RESULTADOS_ESTUDIO_COVID19_C%C3%81NCER_GEPAC_2020-1.pdf] Consultado en enero de 2021