La seguridad del paciente, clave en la calidad asistencial

  • El Día Mundial de la Seguridad del Paciente se celebra cada 17 de septiembre con el objetivo de prevenir eventos adversos y reducir los riesgos, errores y daños que pueden ocasionarse a lo largo de todo el proceso asistencial
  • AstraZeneca, con el aval de la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL), ha lanzado una campaña sobre la seguridad del paciente

El gran avance que estamos viviendo en los últimos años en la asistencia sanitaria ha hecho que la complejidad en los tratamientos y, en consecuencia, la atención a los pacientes aumente considerablemente. Por esta razón, desde el año 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha fijado el 17 de septiembre como el Día Mundial de la Seguridad del Paciente con el objetivo prevenir eventos adversos y reducir los riesgos, errores y daños que pueden ocasionarse a lo largo de todo el proceso asistencial1. Para conmemorar este Día Mundial, AstraZeneca, con el aval de la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL), ha lanzado una campaña sobre la seguridad del paciente, enfocada especialmente en dar a conocer la importancia del perfil de seguridad y tolerabilidad de los tratamientos oncológicos.

“Cuando hablamos de la seguridad del paciente nos estamos refiriendo a un conjunto de iniciativas que van encaminadas a reducir el daño que le podemos producir a un paciente a lo largo de su proceso asistencial, es decir, a lo largo de los cuidados que le vamos a prestar en un centro sanitario” explica el Dr. Raúl Córdoba, Coordinador de la Unidad de Linfomas del Servicio de Hematología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, en uno de los vídeos de la campaña. “Estos daños pueden venir derivados de un error en el diagnóstico, pueden venir también ocasionados por un error en el tratamiento que le vamos a administrar, o bien por complicaciones o errores que podemos cometer a la hora de realizar procedimientos como pruebas complementarias o intervenciones quirúrgicas”, añade1.

Por ello, el doctor puntualiza que “hay que seleccionar la mejor opción terapéutica para cada paciente en base a las características de la enfermedad, pero también en base a las características propias del paciente” y, especialmente resalta que “con respecto a los pacientes con Leucemia Linfocítica Crónica (LLC), es importante que prestemos especial atención a los diferentes procesos a lo largo de toda su trayectoria asistencial”.

“La seguridad del paciente es la cercanía de los médicos, el trato que te dan, cómo te explican las cosas, cómo te cuentan lo que es la enfermedad, cómo puede evolucionar tu enfermedad, a qué puede llegar, hasta donde puedes llegar con esta enfermedad y no te quitan límites de lo que puedes hacer por ti”, explica un paciente con LLC, en representación de AEAL.

Por su parte, Marta Moreno, directora de Asuntos Corporativos y Acceso al Mercado de AstraZeneca, señala que, en estos casos de pacientes con LLC, “se trata de pacientes mayores con una edad avanzada y que pueden presentar otras comorbilidades propias de la edad. Por eso es necesario hacer un esfuerzo a la hora de trazar de forma adecuada el perfil de este tipo de paciente, para poder ofrecerle los tratamientos más seguros. Es importante reducir los eventos adversos y las posibles interrupciones en tratamientos de larga duración y lograr una mejor calidad de vida para este tipo de pacientes”.

Pandemia y seguridad del paciente

Pese a que las autoridades sanitarias y los profesionales pusieron en marcha una serie de medidas para garantizar la seguridad de la asistencia sanitaria, la pandemia de la COVID-19 ha supuesto un riesgo para todo el sector sanitario.

“Con respecto a los pacientes con cáncer, en algunas ocasiones se ha visto retrasada la consulta para poder realizar correctamente ese diagnóstico. En otras ocasiones se han perdido citas de revisión, por lo tanto, la enfermedad ha podido avanzar. Es importante tener en cuenta cómo ha podido afectar a los pacientes con tratamientos activos. La pandemia nos ha cambiado y ha hecho que hayamos diseñado estrategias de tratamiento diferentes”, detalla el Dr. Córdoba.

Además, otras iniciativas como la mejora de la comunicación médico-paciente y ayudar a estos últimos a resolver sus dudas también mejora la calidad asistencial. “Es importante que los médicos trasladen la seguridad a sus pacientes, formar al paciente y darle el espacio necesario para que pueda aclarar todas sus dudas, procesar la información relacionada con sus tratamientos, etc.”, señala Miguel Rojas Casares, Psicooncólogo de AEAL y otro de los participantes en la campaña.

Referencias:

1. ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD. Seguridad del Paciente. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/patient-safety