Se pone en marcha la Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias con el objetivo de transformar la atención sanitaria de las enfermedades respiratorias en la época pospandemia

La pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad urgente de poner en marcha estrategias nacionales para las enfermedades respiratorias que impulsen la mejora de la calidad de vida de los pacientes y fortalezcan los sistemas sanitarios

La Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias (European Respiratory Society, ERS), la Plataforma Mundial de Pacientes de Alergia y Vías Respiratorias (Global Allergy and Airways Patient Platform, GAAPP), AstraZeneca, Amgen y destacados médicos especialistas en enfermedades respiratorias han puesto en marcha la Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias, una nueva asociación creada para transformar la atención sanitaria de las enfermedades respiratorias en la época pospandemia.

La Coalición tiene entre sus objetivos apoyar a los gobiernos y a los sistemas sanitarios durante su recuperación tras la epidemia de COVID-19 mediante el fortalecimiento de la atención a las enfermedades respiratorias. La Coalición tratará de mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades respiratorias apoyando la creación de estrategias ambiciosas para mejorar la atención a los pacientes a nivel nacional y fortaleciendo la capacidad del sistema sanitario para la gestión de pandemias. La afiliación se encuentra abierta a las organizaciones interesadas y a las personas afectadas por las enfermedades respiratorias que compartan los objetivos de la Coalición.

Casi 600 millones de personas en todo el mundo viven con enfermedades respiratorias crónicas, como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), las bronquiectasias y numerosas enfermedades respiratorias raras y graves1. Se estima que las enfermedades respiratorias crónicas pueden ser causantes de unos cuatro millones de muertes prematuras al año2, lo que supone el doble del número de muertes registradas por COVID-19 en los primeros 12 meses de la pandemia3. Antes de la pandemia, los avances para mejorar la atención de las enfermedades respiratorias crónicas eran lentos, y en algunos países no se ha producido ningún avance en este terreno en la última década4.

Durante la pandemia, hemos observado que algunos pacientes con enfermedades respiratorias crónicas que contrajeron COVID-19 han sufrido un mayor riesgo de hospitalización5,6. Asimismo, los pacientes con enfermedades respiratorias crónicas se han visto afectados por los trastornos derivados de esta pandemia en los servicios sanitarios y por un deterioro en la calidad de la atención sanitaria7, lo que demuestra que se necesitan nuevos mecanismos para facilitar a los pacientes el mejor control de su enfermedad, además de reducir las hospitalizaciones y, en última instancia, disminuir la presión sobre los sistemas sanitarios8.

Marc Humbert, catedrático de Medicina Respiratoria en la Universidad París-Saclay, director del departamento de Cuidados Respiratorios e Intensivos (Centro Francés de Referencia para la Hipertensión Pulmonar) en el Hôpital Bicêtre (Asistencia Pública de París), vicecoordinador de la Red Europea de Referencia ERN-LUNG y nuevo presidente de la ERS, declaró que “la pandemia de COVID-19 está teniendo un impacto devastador en la salud humana y está dando a conocer las diferencias que existen en la atención a las enfermedades respiratorias que requieren una atención urgente. La Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias está encantada de ser miembro fundador de la Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias, una organización que trabaja para garantizar que la mejora de la atención a las enfermedades respiratorias sea un elemento esencial en los planes de recuperación de los gobiernos y de los sistemas sanitarios".

Por su parte, Tonya Winders, presidenta de la GAAPP, comentó que "casi 600 millones de personas en todo el mundo viven con enfermedades respiratorias crónicas. Desgraciadamente, son pocos los países que cuentan con estrategias nacionales para las enfermedades respiratorias diseñadas para mejorar el tratamiento, ayudar a los pacientes a controlar su enfermedad y a lograr unos mejores resultados. La Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias va a tener un papel fundamental a la hora de dar una mayor prioridad a las enfermedades respiratorias crónicas en los sistemas sanitarios el próximo año, aunque éste es un problema que llevamos observando desde hace tiempo”.

Ruud Dobber, vicepresidente ejecutivo de la Unidad de Negocio de BioPharmaceuticals en AstraZeneca, indicó que "la Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias es una gran oportunidad para reducir la morbilidad y la mortalidad causadas por las enfermedades respiratorias que permitirá, además, fortalecer los sistemas sanitarios. AstraZeneca se ha comprometido durante más de 50 años con el avance de la ciencia y la atención de las enfermedades respiratorias y estamos entusiasmados de poder contribuir a esta importante iniciativa para apoyar a los pacientes que se encuentran desatendidos en la actualidad”.

Darryl Sleep, vicepresidente senior de Medicina Global y director médico de Amgen, dijo que “la pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto las asombrosas desigualdades existentes en materia de cuidados sanitarios y la carga desproporcionada que soportan las minorías raciales y étnicas y otros grupos históricamente desatendidos por los sistemas sanitarios, unas comunidades que llevan mucho tiempo sintiendo el impacto negativo de las enfermedades respiratorias. La asociación con la Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias ayudará a Amgen en su objetivo de servir a los pacientes, una tarea que incluye trabajar dentro de las comunidades para eliminar las barreras que impiden a los pacientes vivir con la mejor salud posible".

Enfermedades respiratorias crónicas

Las enfermedades respiratorias crónicas, como el asma, la EPOC y las bronquiectasias (entre otras), representan una carga importante y cada vez mayor para las personas, las sociedades y los sistemas sanitarios de todo el mundo2. Casi 600 millones de personas viven con enfermedades respiratorias crónicas1 en el mundo. Sin embargo, es probable que esta cifra se encuentre por debajo de su valor real, ya que muchas personas no han sido aún diagnosticadas8. En las últimas décadas, la carga de las enfermedades respiratorias ha aumentado como consecuencia de las desigualdades en materia sanitaria, los factores ambientales y el crecimiento y el envejecimiento de la población, lo que pone en peligro la resistencia de los sistemas sanitarios frente a los desafíos externos que puedan acontecer8.

Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias

La Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias se creó para hacer frente a los retos existentes en los servicios de atención sanitaria encargados de las enfermedades respiratorias, unos desafíos que se vieron agravados por la aparición de la pandemia de COVID-19. Esta Coalición tiene entre sus objetivos lograr que los gobiernos y los sistemas sanitarios nacionales den prioridad a la reforma de la atención a las enfermedades respiratorias. La Coalición pondrá en práctica un mecanismo de colaboración con múltiples partes interesadas para colaborar con los gobiernos con el objetivo de crear o mejorar las estrategias a nivel nacional para las enfermedades respiratorias.

La Coalición Internacional para Enfermedades Respiratorias está coordinada por la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias, en colaboración con la Plataforma Mundial de Pacientes de Alergia y Vías Respiratorias, AstraZeneca, Amgen y otras organizaciones con interés en la salud respiratoria. Cada socio aportará financiación o su tiempo y experiencia para alcanzar los objetivos de la Coalición a nivel mundial o nacional.

Para más información, visite https://www.ersnet.org/advocacy/international-respiratory-coalition/

Referencias

1. GBD Chronic Respiratory Disease Collaborators. Prevalence and attributable health burden of chronic respiratory diseases, 1990-2017: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2017. Lancet Respir Med, 2020 Jun;8(6):585-596.

2. Forum of International Respiratory Societies. The Global Impact of Respiratory Disease – Second Edition. Sheffield, European Respiratory Society, 2017. Disponible online en https://www.who.int/gard/publications/The_Global_Impact_of_Respiratory_Disease.pdf. Consultado en septiembre de 2021.

3. Carvalho, T., Krammer, F., & Iwasaki, A. The first 12 months of COVID-19: a timeline of immunological insights. Nature Reviews Immunology. 2021:245–256. https://doi.org/10.1038/s41577-021-00522-1

4. Commissions from the Lancet journals. After asthma: redefining airways diseases. After asthma: redefining airways diseases (thelancet.com). 12 September 2017. Disponible en: https://www.thelancet.com/commissions/asthma.

5. Gerayeli FV, et al. COPD and the risk of poor outcomes in COVID-19: A systematic review and meta-analysis. EClinicalMedicine. 2021; 33: 100789.

6. Huang BZ, et al. Asthma Disease Status, COPD, and COVID-19 Severity in a Large Multiethnic Population. J Allergy Clin Immunol Pract. 2021. https://doi.org/10.1016/j.jaip.2021.07.030

7. World Health Organisation. COVID-19 and NCDs. Disponible en: https://cdn.who.int/media/docs/default-source/ncds/ncd-covid-19/for-web---rapid-assessment---29-may-2020-(cleared)_125bf384-9333-40c9-aab2-c0ecafb76ab2.pdf?sfvrsn=6296324c_20. Consultado septiembre 2021.

8. AstraZeneca. A Blueprint for Change. Available at: http://www3.weforum.org/docs/WEF_Blueprint_for_change_Chronic_airway_disease.pdf. Consultado en septiembre de 2021.