“Diabetes: hacia la última frontera”

• Los debates se han centrado en resolver tres cuestiones de gran actualidad: “¿Es el Alzheimer la diabetes tipo 3?”, “¿Qué provoca la diabetes, autodestrucción o toxicidad?” y “Medicina personalizada en diabetes: ¿prevención o tratamiento?”.

• El director de la Cátedra, Ramon Gomis, también director del Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS), asegura que: “debemos ir a la última frontera en diabetes, tanto desde el punto de vista del conocimiento científico como del poder innovador de las ideas que surjan en su práctica”.

¿El tratamiento antidiabético podría ser útil en el tratamiento del Alzheimer? ¿Qué impacto pueden tener los cambios en el estilo de vida y la nutrición en el desarrollo de la diabetes o el Alzheimer?, ¿y la contaminación del medio ambiente? ¿Puede ser útil la medicina de precisión en la prevención de la diabetes mellitus? ¿Cuál será el coste-beneficio de este tratamiento a la carta? Estas son algunas de las preguntas planteadas en el ciclo de debates de la Cátedra Fundación AstraZeneca de Innovación en Diabetes del IDIBAPS “Diabetes: hacia la última frontera”, que concluyó ayer tras la celebración de su última cita en el Centre Esther Koplowitz de Barcelona.

En el primer debate, celebrado en marzo de este año y titulado “¿Es el Alzheimer la diabetes tipo 3?”, el consenso científico apuntó a que la diabetes es una enfermedad que incrementa el riesgo de padecer Alzheimer, y que hay indicios que sugieren que la resistencia a la insulina podría participar en el desarrollo de la neurodegeneración. Se ensayan tratamientos específicos para disminuir esta resistencia en el tratamiento de la enfermedad, pero existió consenso en que no serán eficaces si antes no se diagnostica a la población de riesgo y se disminuye la resistencia a la insulina.

En el segundo debate, que tuvo lugar en junio, y titulado “¿Qué provoca la diabetes, autodestrucción o toxicidad?”, no se alcanzó la misma unanimidad en el consenso, pero sí se confirmó que algunos herbicidas, plásticos y otros productos químicos pueden inducir una patología hormonal, entre ellas, la diabetes. Este efecto viene mediado por una alteración de la resistencia a la insulina y la utilización de la glucosa en tejidos periféricos, músculo, tejido adiposo e hígado, sin descartar una afectación neuronal. Sin embargo, no hubo consenso sobre si la lesión de la célula beta y el proceso autoinmune que provoca diabetes tipo 1 podría atribuirse a un desencadenante tóxico de esta naturaleza. Y surgió, además, un nuevo tema de debate: ¿es posible la química verde?, ¿es viable económicamente?

Por último, el tercer debate, celebrado ayer, se centró en la “Medicina personalizada en diabetes, ¿prevención o tratamiento?”. En él los expertos coincidieron en que, actualmente, la medicina personalizada está orientada a prevenir las complicaciones específicas derivadas de las respuestas individuales al tratamiento que siguen los pacientes diabéticos y no tanto a prevenir la enfermedad como tal. Para lograr aplicar la medicina de precisión en la prevención de la enfermedad, los expertos abogan por la colaboración traslacional entre profesionales y un mayor apoyo institucional, que permita la implantación de la medicina personalizada en el sistema de salud. 

Los debates han contado con la participación de expertos como el Dr. José Luis Molinuevo, del IDIBAPS y BarcelonaBeta Brain Research–Fundación Pasqual Maragall; la Dra. Anna Novials, del IDIBAPS y CIBERDEM; el Profesor Pere Santamaria, del IDIBAPS y de la University of Calgary (Canadá); el Profesor Angel Nadal, de la Universidad Miguel Hernández; el Dr. Alberto Barberà, Director General de Investigación e Innovación en Salud de la Generalitat de Catalunya, o el Profesor Jorge Ferrer, del Imperial College London y del IDIBAPS. Todos los debates han sido moderados por el director tanto de la Cátedra Fundación AstraZeneca de Innovación en Diabetes como del IDIBAPS, el Profesor Ramon Gomis, quien al finalizar la última jornada ayer aseguró que: “en la diabetes, como enfermedad metabólica compleja, este tipo de debates son fundamentales para mejorar su prevención, diagnóstico y tratamiento. Debemos ir a la última frontera en diabetes, tanto desde el punto de vista del conocimiento científico como del poder innovador de las ideas que surjan en su práctica”.

El formato de estos debates se ha ajustado al modelo Karl Popper, basado en dos puntos de vista distintos, cada uno de ellos defendido por un científico experto en el tema, y que argumenta a favor o en contra de una determinada hipótesis. El público que ha acudido a estos debates, formado por científicos, profesionales de la diabetes y público general, también ha participado en ellos formulando nuevas cuestiones y dando su opinión.

 

tags

  • Cardiometabolismo
  • Corporativo
  • Todas las noticias